Que
  • Asociaciones e instituciones
  • De bares
  • De compras
  • De paseo
  • Servicios
Donde

Se trata del parque más conocido de este pueblo, ideal para pasar el día con niños, consta de una zona de juegos infantiles, un templete donde se realizan conciertos, zonas ajardinadas, una pista de baloncesto, un mirador y un estanque, todo esto junto a una completa oferta de restauración en todo el perímetro del jardín. Quienes se desplacen en vehículo disponen de dos parkings públicos justo a su vera, los viandantes lo encontrarán a pocos metros del centro del pueblo.

P Principios

Antes de ser construido, El Jardín de la Glorieta se componía de tres parcelas separadas por paredes de piedra, utilizadas como huertos.

En la primera se hizo la Plaza San Francisco y primer tramo del Jardín, tenía dos puertas de entrada, una por la Calle San Francisco y otra en el centro. También una fuente de piedra situada en la entrada y un templete utilizado por la banda de música, rodeado con bancos o asientos de piedra.

El día 5 de Mayo del año 1.925 se celebró la bendición de la Primera Piedra del Monolito de la Batalla de Almansa. Obra que acabó a mediados de 1.927, recordando los 220 años de la victoria en la Batalla de Almansa, por las tropas de Felipe V. (Fue demolido en 1936).

Coincidiendo con la construcción del monolito el jardín fue ampliado. Se componía de dos terrenos conocidos popularmente por el Jardín de Arriba y el Ensanche, situado en la parte de abajo, abandonado por el momento. Seguía rodeado de bancos de piedra con una nueva puerta de piedra de sillería, a la altura puerta del convento de los Padres Franciscanos.

Más adelante, entre 1941 y 1954, el jardín fue remodelado:
- Justo en donde se erigía el monolito ya derrumbado colocaron una fuente de piedra (que desde 1976 está situada en la plaza de la estación) rodeada de bancos de madera y plantas trepadoras y macetones de obra.
- Además, el templete o “Kiosco de la Glorieta” fue derribado construyéndose uno más moderno.

P El jardín de Don Luis de Teresa Rovira

En la década de los 50 se edificó otro nuevo parque junto al de la glorieta, separado por unas escaleras de obra. Ajardinado, rodeado de bancos de piedra, con una fuente central y con una estatua de medio cuerpo en memoria de Don Luis de Teresa Rovira, alcalde de Almansa desde 1941 hasta 1954, del cual cogió su nombre.

P Más adelante...

Llegó 1976 y el parque sufrió una nueva remodelación. El jardín de arriba fue desprendido de su fuente (desde ese momento en la explanada de la estación), y los bancos de piedra fueron trasladados al paseo del cementerio, ermita de San Antón y a una explanada en la Mearrera.

El parque de Don Luis de Teresa perdió su nombre, asimismo la estatua desapareció, en su lugar se crearon dos montañas de tierra cruzadas por paseos y zonas ajardinadas.

A finales del 86 se iniciaron unas nuevas obras en las que fue sustituido una vez más el templete y se hizo el actual enfrente del convento de los Franciscanos.

En el ‘jardín de abajo’ se construyó una explanada para hacer deporte, se eliminó una de las montañas, construyendo un almacén para los jardineros, un kiosco de bebidas con un mirador hacia un pequeño estanque y se repobló el arbolado plantando especies nuevas.

En octubre de 2015 se decidió demoler el kiosko de bebidas (conocido como la maquinilla) y recuperar ese perímetro del parque que en los últimos años había perdido su esplendor. El artista local Vicente Rosique se ocupó de crear un mural de caras, representando así a niños y mayores de Almansa.

Poco después, en 2017 se adecuó la calle Santa Teresa, quitando protagonismo a los vehículos y ofreciéndoselo a los paseantes.

P Referencias

Algunas fotos y sobre todo a nivel de documentación, nos hemos basado en los textos de Luis Gil López y en especial del contenido de su web

Calificar y escribir una opinión

Su calificación para este anuncio

angry
crying
sleeping
smily
cool
Examinar

Se recomienda que su opinión tenga al menos 140 caracteres