Labor en activo.

A unos metros de la finca encontramos varios arboles singulares, en este caso, encinas. La encina de las 200 ovejas, la encina revirada y la encina manca.

Junto a la labor hay una pequeña ermita, casi derruida. Su origen se remonta a cuando todas estas fincas pertenecían a la Iglesia Católica, entre el siglo XVIII y el XIX.

Si conoces algo acerca de este lugar o quieres compartir tus fotos, info@depaseo.es

Evalúenos y escriba su opinión

Su calificación para este anuncio

angry
crying
sleeping
smily
cool
Examinar

Se recomienda que su opinión tenga al menos 140 caracteres

Cómo llegar (Google Maps)

Su mensaje ha sido enviado con éxito.